Cargando...

Artículos

Una mujer sin miedo a los retos

27/05/2019

Las caras de la tecnología Gretchen Hütt Fernández User experience UX Codisa DIS

Marco Bulgarelli

Gretchen Hütt Fernández es una mujer de 29 años que lucha por innovar, romper estereotipos y empoderar a las mujeres desde su área de expertise: diseño de experiencias de usuario. 

Gretch, como le gusta que le digan, llegó a la empresa en el 2018 como Directora de Experiencias de Usuario en Codisa DIS, luego de un par de periodos fuera del país en Alemania y Singapur. 

Su pasión por aventurarse y retarse a sí misma la trajo de vuelta a "tiquicia", renunciando a las comodidades del primer mundo para abrir brecha en un área que aún está iniciando en la zona.

Conversamos con una mujer solidaria y apasionada por lo que hace, a continuación algunas de sus respuestas. 


P/ ¿Cómo fue que terminaste en User Experience?

R/ Bueno, cuando yo estudiaba en el TEC la carrera de Ingeniería en Diseño Industrial cambiaron el plan de estudios para meter la parte de interactivos. Ya no era solamente un infográfico, sino un infográfico interactivo y, posteriormente, la interfaz. Ahí fue cuando se me abrió un poco más el mundo.

Antes la gente me decía que al estudiar diseño de producto no iba a encontrar trabajo acá o que iba a terminar diseñando excusados o luminarias, lo cual no tiene nada de malo, sin embargo mi área de interés se fue formando más en ergonomía de producto y vi que tenía mucha relación con diseño de interfaces, porque es como la ergonomía de un producto para una página web.

Luego tuve la oportunidad de irme de intercambio a Alemania, en una escuela muy buena de interacción digital, se hacían pruebas, testing y ahí comencé más esta área. 

P/ ¿Cómo fue que ingresaste a trabajar en este campo?

R/ Cuando llegó el momento de hacer mi proyecto de graduación me tocó decidir qué hacer y escogí una agencia digital: Possible CR. Allí hacían pantallas interactivas un poco caseras, que era lo que existía en esos años. En aquel entonces, mi jefe acá en Costa Rica no sabía nada de UX y gracias a que  ganamos ciertos proyectos del BAC fui haciéndome reputación. A los seis meses de trabajar ahí,  me mandaron a un proyecto en Singapur porque acá no había un departamento de UX como tal.

P/ ¿Cómo fue el cambio de pasar de una práctica en Costa Rica a trabajar en Singapur? 

R/ Fue totalmente diferente. En Singapur, era una agencia súper grande, alrededor de 150 personas con diferentes departamentos y en el mío, una vez más, estaba trabajando sola en User Experience. Ahí me tiraban proyectos muy pesados y yo era muy junior, no sabía cuánto podía durar en cada proyecto y como era tan principiante ni siquiera sabía quién era mi jefe, yo nada más aceptaba todos los proyectos y aprendí muchísimo. Ahí trabajé con clientes como Disney, con Sixt Rent a Car.


P/¿ En qué consistieron esos proyectos con clientes tan importantes?

R/ Por ejemplo, con Disney iban a abrir un parque en China, entonces era explicarle a la población china quién era Mickey Mouse, básicamente, introducir las razones por las que este personaje era importante a nivel mundial. 

Con Sixt, el reto era explicarle a la misma población cómo alquilar un carro, los plazos en los que se hacía, que se pueden rentar con anticipación y cuando llegue al aeropuerto ahí estará el carro.  

Otros proyectos interesantes fue con el Resort World Sentosa ¡que era inmenso! y tenía muchos procesos de compra, entonces era entender esos procesos y hacerlos lo más amigable posible. Y por último, trabajé con la Galería Nacional de Arte, que ni siquiera estaba terminada, un proyecto muy importante para el gobierno. 

P/ Estando en países donde tu trabajo es mucho más valorado ¿Por qué volver a Costa Rica?

R/ Es que allá sí se conoce bien el ámbito, acá apenas está en pañales, entonces me entró esto de pensar que era quedarme allá toda la vida trabajando o devolverme acá al país y ayudar a incursionar en este tema. 

P/ Entonces, ¿Cómo es hacer algo que muy poca gente entiende en el país?

R/ Me sentía como la más nueva porque  fui una de las primeras graduadas en User Experience y a la vez, me sentía también un poco mal porque no iba a tener trabajo en diseñar excusados, pero tampoco lo iba a tener en lo digital.

Desde que salí, hace seis años, se han graduado muchos más e inclusive este año estuve viendo curriculums y portafolios y están muchos más preparados en esta parte de interacción, más avanzados de como yo salí. Los conceptos y las metodologías, han mejorado considerablemente,  se ve algo mucho más robusto. Quizás yo fui el conejillo de indias que funcionó, porque no hay escuelas como tal dando esta carrera, aunque si hay iniciativas a nivel nacional dando técnicos.

Incluso a nivel internacional cuesta (encontrar escuelas), pero hay bootcamps y muchos técnicos en diseño gráfico o programación que migran a UX. Hay bastantes carreras que les interesa y crean charlas y talleres para ir migrando a UX.

P/ Ahora bien, hablemos de tu paso a Codisa, ¿Qué importancia tiene el UX en una empresa tecnológica como lo es Grupo Codisa?

R/ Hoy en día es bastante importante el UX, incluso diría que es esencial porque actualmente lo que se vende son experiencias: una cerveza en la playa, en un concierto, etc. Ya casi todo está inventado, pero lo que hace la diferencia es la experiencia. Por ejemplo, podés ir a un supermercado y todos te venden una bolsa de arroz, pero tal vez en uno de ellos te lo ofrecen con una bolsa de frijoles al lado o una olla arrocera, entonces decís mirá para el gallo pinto, es decir, todos venden lo mismo es buscar ese factor diferenciador. 

Por eso, creo que desde un supermercado hasta una empresa tecnológica necesitan experiencia de usuario, es una disciplina que ofrece bastante valor agregado a reinventarse o seguir actualizando. 

Una empresa tecnológica puede hacer muchas páginas web ,pero deben ser pensadas bajo los criterios de generar una buena experiencia, fidelidad, confianza, compromiso, transparencia y la apreciación de que sea fácil,  aunque cuesta muchísimo hacer que la experiencia sea fácil. Por ejemplo el caso de Uber Eats, mi mamá lo usa y ni se da cuenta de lo fácil que es, pero sí se queja de otras plataformas donde no puede finalizar su tarea, esa es la diferencia que le agregó valor a su experiencia. 

P/ Existe mucho desconocimiento en lo que es UX y la gente solo piensa que es diseñar sitios o aplicaciones webs y que se vean bonitas, ¿Qué más conlleva UX?

R/ UX es como una sombrilla y no es nada más hacer páginas webs, hay un área que se llama User Research que es investigación de usuarios, luego hay UX como tal de interacción digital para mejorar una interfase. También está el diseño de servicios como Amazon, que se trata de mejorar el diseño desde que compro el producto hasta que me lo llevan a la casa, o bien, uno físico como un supermercado. 


P/ ¿Cómo has aplicado el UX  en Codisa?

R/ Te lo voy a contestar con un ejemplo: el caso de Orbevida. Nos dimos cuenta que no se trataba exclusivamente de un App, sino que era todo un startup. Era guiar al cliente al decirle que si hacíamos todo bien desde un inicio después los programadores iban a salir más fácil con el proyecto. Al final, creo que por eso hoy las empresas nos prefieren porque saben el valor agregado que les deja y vuelven a invertir con confianza en User Experience. 

Muchas veces al no tener una persona de UX en desarrollo de software se pierde mucha plata en algunos proyectos porque se tienen que re-programar cosas que no sirven o no le gustan al cliente. Al meter a un profesional, se agilizan muchos procedimientos y a la larga, puede ser más barato invertir en UX que hacer todos los re-trabajos que posteriormente se tienen que hacer. 

P/ ¿Cómo asumir los nuevos retos de UX en Codisa?

R/ Creo que fue muy bueno haber empezado como consultora porque trabajaba ciertas cosas con DataCenter desde una plataforma para evaluar los equipos que ellos usan, era la interacción de esa plataforma a diario. Luego, se empezaron a abrir oportunidades en cada una de las áreas de negocio de Codisa y salió a la luz la necesidad de las experiencias de usuario en los diferentes servicios que ofrecían. Por ejemplo, Codisa Software tenía necesidades de interfases, o bien Brandy que fuimos ayudando en la interpretación de páginas web en cuanto a diseño.

Al haber hecho una consultoría para cada uno e integrarlo como una unidad, se le dio el valor y todos quedaron convencidos de que se necesitaba una unidad de User Experience dentro de Grupo Codisa.

P/ ¿Qué retos tiene el equipo de DIS?

R/ Nuestro primer reto es explicarle a todo el equipo interno qué es lo que hago. Por ejemplo, hicimos una encuesta y gente de software sí sabe lo que es, pero no necesariamente lo entiende. 

Otro de los retos es trabajar de forma integral,  es cómo integrar UX con Sofware o cómo integrar UX con Brandy, porque por ejemplo ya existe una forma de trabajar y no es llegar de forma impositiva, sino de una forma colaborativa como grupo. 

Los otros retos son empezar a crear equipo en esta área de UX y eso vendrá con las decisiones de negocio cuando ingresen nuevos proyectos y puedan ingresar más personas al equipo.

Además, también queremos recibir proyectos de innovación internos para primero validar qué tan innovador es el Grupo Codisa. Para esto, DIS le ha cuestionado a los jefes sobre el sistema de recolección de  ideas, se han hecho talleres internos y encuestas para hacer una herramienta donde se puedan proponer ideas de innovación. Entonces es como una consultoría interna para saber cómo los colaboradores proponen la innovación como un servicio que se pueda vender. 

P/  Ahora, ¿El departamento de UX también dará una serie de Workshop’s?

R/ Sí claro, esto es uno de los servicios que puede brindar DIS y uno de los objetivos es aplicarlo y transmitirlo como plan piloto acá en la oficina para luego salir al mercado. Porque,  por ejemplo,  pasa mucho en el gobierno que salen carteles de licitación que dicen “que sea fácil de usar” y los programadores no saben que eso es todo un área de UX, por lo que explicarles solo esa pincelada aportará a crear conciencia en el gremio para que ellos mismos comiencen a pedir estos servicios a nivel general. 

P/ ¿Entonces gran parte de tu trabajo es una evangelización digital?

R/ Sí, correcto. Una de las cosas que me ha servido de ser ingeniera en diseño es que me ha enseñado a demostrar el valor de todo esto con números y estadísticas. Por ejemplo, no es solo que se vea bonito, sino que detrás haya data que me ayuda a tomar decisiones y demostrar lo que yo hago. Con mucha información validada es que nos vamos ganando la confianza de la gente y la educación de qué es UX y para qué sirve.